Espais Naturals Surers

EL PARQUE REGIONAL EL VALLE Y CARRASCOY

El Parque Regional El Valle y Carrascoy se encuentra al sur de la ciudad de Murcia. Este espacio natural no presenta grandes alturas, pero su aspecto general es abrupto debido a sus pronunciadas pendientes. Con una superficie de 17.410 hectáreas, el Parque está constituido por una serie de sierras prelitorales, situadas en la porción centro oriental de la Región de Murcia. Delimita geográficamente con el Valle del Segura y la Cuenca del Mar Menor, y se podría entender como una frontera natural e histórica entre la Huerta de Murcia y el Campo de Cartagena. Además, la rambla del Puerto de la Cadena, zona de paso de las primeras civilizaciones hasta la actualidad, divide el Parque Regional en dos sectores: El Valle y el Carrascoy.

Estas sierras alcanzan sus cotas máximas con los picos de Carrascoy (1.065 metros) y El Relojero (609 metros) respectivamente, siendo también característico por su situación estratégica el Cabezo del Puerto.

Este espacio natural forma parte de la Red Natura 2000 ya que está considerado Lugar de Interés Comunitario y comparte parte de territorio ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) por la presencia del búho real, abrigo de protección para otras aves rapaces como el águila perdicera o el águila real.

Parque Regional El Valle y Carrascoy - El Relojero El Relojero. Foto: Parque Regional El Valle y Carrascoy
Parque Regional El Valle y Carrascoy - Pito Real Pito real. Foto: Parque Regional El Valle y Carrascoy

HÁBITATS

En el Parque Regional El Valle y Carrascoy podemos encontrar los siguientes tipos de hábitats:

  • Vegetación gipsícola ibérica (Gypsophiletalia)
  • Estanques temporales mediterráneos
  • Prados calcáreos cársticos o basófilos del Alysso-Sedion albi
  • Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea
  • Manantiales petrificantes con formación tuf (Cratoneurion)
  • Pastizales salinos mediterráneos (Juncetalia maritimi)
  • Matorrales halo-nitrófilos (Pegano-Salsoletea)
  • Aguas oligomesotróficas calcáreas con vegetación béntica Chara spp
  • Ríos mediterráneos de caudal permanente con Glaucium flavum
  • Ríos mediterráneos de caudal permanente del Paspalo-Agrostidion con cortinas vegetales ribereñas de Salix y Populus alba
  • Matorrales arborescente de Juniperus spp
  • Matorrales termomediterráneos y pre-desérticos
  • Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinio-Holoschoenion
  • Pendientes rocosas calcícolas con vegetación casmofítica
  • Pendientes rocosas silicícolas con vegetación casmofítica
  • Roquedos silíceos con vegetación pionera del Sedo-Scleranthion o del Sedo albi-Veronicion dillenii
  • Galerías y matorrales ribereños termomediterráneos
  • Encinares de Quercus ilex y Quercus rotundifolia

VEGETACIÓN, FLORA Y FAUNA SINGULAR

La vegetación del Parque está dominada por un pinar denso de pino carrasco que se enriquece en las zonas situadas a partir de los 450-500 metros de altitud con grandes manchas de chaparral y coscojar que tapizan el pinar, más patente en las umbrías y partes más altas de la Sierra de Carrascoy. En el resto del Parque, el pinar aparece asociado a un sotobosque de matorral típicamente mediterráneo, compuesto por arbustos como el lentisco, el palmito, el enebro, la coscoja, el acebuche o el espino negro.

Las zonas soleadas presentan especies típicas de matorral ligadas a condiciones climáticas de aridez: esparto, tomillo, romero, sillerilla y albaida, destacan entre las más frecuentes.

En la finca del Majal Blanco se puede encontrar una pequeña formación de grandes alcornoques centenarios.

En la Rambla del Valle aparecen especies asociadas a cursos de agua como baladre, mirto, carrizo y olmo.

Los tarayes y adelfas pueblan los cauces de barrancos y ramblas, junto con los juncos y aneas que colonizan las charcas.

Desde el punto de vista botánico, destaca la gran biodiversidad de este Parque Regional, ya que en él se citan alrededor de 600 especies de plantas superiores diferentes, algunas de gran singularidad y belleza como la orejilla de roca o la orquídea gigante.

Para poder valorar mejor la importancia de la flora del Parque se puede destacar un dato muy interesante: dentro de los límites del Parque se han catalogado 16 especies de flora protegida, algunas de ellas de un gran interés biogeográfico, como la Lafuentea, antes nombrada, o los alcornoques del Majal Blanco.

No hay que olvidar que en las zonas de los roquedos se ubican algunas especies de helechos y líquenes, y otras especies botánicas bastantes raras y peculiares como la misma orejilla de roca.

En cuanto a la fauna del lugar, aunque no es tan variada como la flora, sí nos ofrece muy buenas poblaciones de algunas de las rapaces más emblemáticas de la Península Ibérica. Así, hay que destacar, por la cantidad de individuos censados en el Parque, la población de ratoneros comunes.

También hemos de destacar el águila perdicera, en peligro de extinción en la región y en buena parte de la franja mediterránea peninsular, el halcón peregrino, el águila real o el búho real, especie por la cual, una buena parte del Parque se halla bajo la figura de protección ZEPA.

Entre los mamíferos, cabe resaltar la presencia de algunos depredadores como el gato montés, la presencia de algunos ejemplares de garduña, tejón y comadreja, y 7 especies de murciélagos, todas ellas protegidas.

Entre los reptiles que pueblan los distintos terrenos del Parque Regional se encuentra una variada representación, destacando la presencia del lagarto ocelado, la lagartija colilarga, la lagartija ibérica, la culebra bastarda o la culebra de escalera. Del grupo de los anfibios, los más frecuentes son el sapo común y el sapo corredor.

Parque Regional El Valle y Carrascoy - Vegetación, flora y fauna. Parque Regional El Valle y Carrascoy - Mochuelo Mochuelo. Foto: Parque Regional El Valle y Carrascoy
Parque Regional El Valle y Carrascoy - Murallas de King Kong Murallas de King Kong. Foto: Parque Regional El Valle y Carrascoy

PATRIMONIO

La situación estratégica de estas sierras en el control de los Valles del Segura y Guadalentín, y su comunicación con el litoral, así como los recursos naturales que albergan y la tradición religiosa que han protagonizado, han propiciado una intensa intervención humana.

Enclaves como el Santuario íbero de La Luz, las fortificaciones árabes de La Luz, Los Garres o La Asomada y, más recientemente, el Santuario de la Fuensanta, así lo atestiguan.

El paisaje forestal que hoy predomina también ha sufrido cambios importantes. A finales del siglo XIX, y tras el intenso aprovechamiento forestal precedente, se iniciaron importantes repoblaciones en los montes públicos localizados en El Valle y Sierra del Puerto, mientras que los bosques de la Sierra de Carrascoy se desarrollaron de forma natural.

Otro uso tradicional ha sido el ganadero. Testimonio de ello son las Vías pecuarias, por las que discurrían los rebaños. Las actividades extractivas también han tenido relevancia socioeconómica para la población; la obtención de áridos, arcilla o yeso han dejado sus huellas en las canteras o los hornos de yeso.

SERVICIOS Y EQUIPAMIENTOS

  • Actividades de educación ambiental
  • Aparcamiento
  • Área de Picnic
  • Centro de educación ambiental
  • Centro de visitantes
  • Itinerarios señalizados
  • Material divulgativo
  • Observatorio de fauna
  • Plafones informativos
  • Visitas guiadas

Para más información pueden dirigirse a la web www.murcianatural.carm.es o a los siguientes equipamientos:

Centro de Visitantes "El Valle"
T. 968 847 510
infovalle@carm.es

Centro de Visitantes "La Luz"
T. 968 379 772

Punto de Información del Majal Blanco
T. 968 212 518

MUNICIPIOS EN EL ÁREA PROTEGIDA

Parque Regional El Valle y Carrascoy - Municipios en el área protegida

PUBLICACIONES

• Publicaciones puntuales destacadas

  • Folletos
  • Mapa-Guía del Parque Regional El Valle y Carrascoy
  • Naturaleza y Cultura entre la huerta y el mar
  • Memorias de gestión
  • Memorias 2010 y 2011 del Parque Regional El Valle y Carrascoy
  • Memorias de información
  • Memorias anuales (2007-2012) Programa Información Parque Regional El Valle y Carrascoy

ACTIVIDAD ECONÓMICA

Las actividades económicas principales que se desarrollan en el espacio protegido son:

  • Actividad cinegética: cotos privados
  • Actividad deportiva: senderismo, escalada y cicloturismo
  • Actividad minera: extracción de calizas de machaqueo para construcción y obra pública, y calizas fisibles para ornamentación
  • Ganadería: ovino y caprino

Descargar ficha